Los bosques, las playas y el océano de Gabón ofrecen una vida salvaje incomparable y una belleza natural intacta, incluidas las poblaciones más grandes del mundo de elefantes del bosque y gorilas de las tierras bajas, así como uno de los sitios de migración de ballenas y tortugas marinas más impresionantes.

Gabón contiene unas 8000 especies de plantas con una tasa endémica del 20%. El 85% del territorio de Gabón todavía está cubierto por selvas, sabanas y manglares. Ríos y lagunas cortan la costa con 800 km de playas vírgenes.
Un paraíso para los observadores de aves con más de 650 especies. Además, hay alrededor de 150 especies de anfibios y reptiles, incluidas especies raras como el pangolín y los cocodrilos anaranjados.

CONSERVACIÓN I   DESARROLLO I   VIAJAR

RITOS y CULTURA

Gabón es el hogar de más de 50 grupos étnicos: Fang, Miene, Punu, Kota o Teke entre los Bantu, así como los Baka y Babongo emparentados con los pigmeos. Todos ellos con asombrosas culturas y tradiciones ancestrales expresadas en forma de numerosos ritos.

Los sonidos místicos del arpa mongoungou, citar, choque, bizanza y tam tam, junto con el baile y el canto rituales se pueden ver y escuchar alrededor del resplandor del fuego siempre presente … con el objetivo de facilitar un viaje espiritual a su verdadera esencia.

LOS BABONGO

Los pueblos indígenas del interior de la selva de Gabón descubrieron el poder espiritual de la raíz de Iboga y lo compartieron con las tribus Bantú.

RITOS BANTÚ

Bwiti Dissoumba y Misoko, Okoukue, Mukudji, Ndjembe. Máscaras y relicarios, música mística, canto y danza… expresiones de una tradición espiritual ancestral sin igual.

La corteza de la raíz de la planta autóctona de Iboga, el “Bois Sacre”, es “el abridor de puertas” en la extendida tradición iniciática de Los Bwiti.

Tatayo, Ndongo
Provocador del amor y conexión con lo sagrado.